viernes, 18 de noviembre de 2016

Aurora boreal.

Quien conoce lo mínimo de mí me habrá escuchado decir alguna vez: 
"no me quiero morir sin ver una aurora boreal".
Es la mismísima belleza de la naturaleza que grita su presencia, 
queriendo hacer notar su magia.
Las miraría día y noche intentando coleccionar en mi memoria todas las tonalidades posibles. Jugando a ver qué inspiran en mi alma. 
Igual que una persona se sienta frente a un cuadro. 
Es arte, es pasión pintada en el cielo.
Y tiene tanto que decir.
Y tiene tanto que despertar en mí.

2 comentarios:

  1. Vivi cada momento lo mejor que uno puede
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. ppoponiendo en tus letras lo que te maravilla
    abrazos

    ResponderEliminar